Estampas viajeras: Norte de Madeira

 

Ver como las cascadas de agua caían sobre el inmenso océano Atlántico, al lado de los frondosos bosques de laurisilva que llegaban hasta la misma costa, la verdad que me impresiono bastante. El norte de la isla de Madeira es una enorme pared verde que sale desde el mar y sobrepasa de largo los mil metros de altitud, sobrepasando el limite de las nubes. Un lugar impresionante que me dejo sin aliento.

He tenido la suerte de visitar Madeira en cuatro ocasiones y la verdad que siempre que viajo a esta isla del Atlántico vuelo a casa encantado y con pena de no haberme quedado más tiempo, incluso pensado en que debería ir a vivir una temporada.

Tal vez uno de los lugares más impresionante de la isla es la carretera que va de Punta Delgada a Porto Moniz, a pesar de que el nuevo trazado va buena parte dentro de túneles, las vista desde del norte de la isla desde esta carretera son simplemente espectaculares.

Algunos puntos de la carretera son ideales para observar a las palomas de la laurisilva de Madeira y a otras aves forestales de interés como el pinzón vulgar, el gavilán y reyezuelo sencillo de Madeira. Al acercarte a la costa podrás observar charranes comunes y rosados, las pardelas pichonetas y las lavanderas cascadeñas. Y con algo de suerte mirando al horizonte podrás ver el soplo o salto de alguna gran ballena o grupos de delfines de varias especies.

 

Lugar: Costa norte de Madeira. Portugal. Primavera 2008.

Foto: Nikon D70. Objetivo 17 – 70 mm.

Estampas Viajeras, es una serie de imágenes que he ido realizando a lo largo de mis viajes en busca de destinos naturales, las suelo publicar acompañadas de textos descriptivos y pequeñas reflexiones sobre cada uno de estos lugares. Espero que te gusten tanto como a mi.

Artículos relacionados

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someoneShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *