Parque Nacional de Souss Massa – Marruecos

El Parque Nacional de Souss-Massa fue creado en 1991 y abarca 33.800 has. en la costa Atlántica marroquí, limitando al norte con Agadir y, al sur, con Aglou. El estuario del río Souss es el límite natural al norte del parque y, el estuario del río Massa queda ubicado en la mitad sur del mismo. El principal motivo para la creación del parque es la presencia y nidificación de tres de las cuatro colonias de Ibis eremita (Geronticus eremita) de Marruecos, lo que supone el 95% de la población silvestre original de esta especie y quizás la única viable genéticamente en el mundo.

Ibis eremita una de las aves más amenazadas del planeta en la costa del Parque Nacional de Souss Massa. Septiembre 2013

El parque está considerado zona Ramsar (humedal de interés internacional) por la presencia de estas dos zonas húmedas, ríos Souss y Massa, dentro de sus límites. El principal objetivo de la declaración de las zonas Ramsar es «la conservación y el uso racional de los humedales mediante acciones locales, regionales y nacionales; y gracias a la cooperación internacional, como contribución al logro de un desarrollo sostenible en todo el mundo». Se trata de una importante zona de paso, invernada o reproducción para unas 270 especies de aves, que en el caso de las migrantes encuentran una parada importante en donde alimentarse y descansar durante sus largos viajes, siendo un lugar clave antes o después de emprender la travesía a través del desierto del Sahara.

La flora del Parque Nacional Souss-Massa constituye uno de sus valores más representativos, en donde se encuentran elementos paleáticos y afro tropicales muy interesantes. Posee una tasa de endemismos importante, en total unas 300 especies de plantas de las que 13 son endémicas de la región. Varias de las plantas presentan distribución macaronésica, con 28 especies comunes con Canarias, representadas en los géneros Laparocerus y Aeonium entre otros. Es por esto que esta región es considerada, desde el punto de vista biogeográfico, como el enclave macaronésico continental. Esta zona es el encuentro de dos ecorregiones que están caracterizadas por el bosque seco mediterráneo y matorral suculento de acacias y arguenes, y las estepas y bosques nord-saharianos.

Artículos relacionados

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someoneShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *